Playa de Chile

category

Playas
27 views

El peor verano en décadas: las playas de Chile durante la pandemia

Marzo 16, 2021

La industria del turismo fue una de las más afectadas por las cuarentenas que se produjeron para evitar contagios de COVID-19. Este fue el caso de las playas en Chile.

Con miles de millones de dólares en pérdidas durante el 2020, el sector vio en el verano del 2021 una oportunidad de recuperar parte de lo perdido.

Sin embargo, el COVID-19 se mantiene presente en Chile y si bien las cifras son menores al peak de la pandemia en junio, se han generado importantes brotes en los balnearios chilenos.

A esto hay que sumarle las restricciones del permiso de vacaciones, que permite viajar a ciudades en fase 2 en adelante.

A continuación, revisaremos cómo fue el verano en los principales balnearios del país en modo COVID-19.

Región de Valparaíso

Dos realidades distintas se vivieron en la región de Valparaíso este verano. Mientras el litoral centro-sur se llenaba de turistas, los tradicionales destinos de Valparaíso y Viña del Mar sufrían el peor verano de su historia.

En octubre del año pasado, la región Metropolitana salió por completo de cuarentena. Comunas como Algarrobo, El Quisco, El Tabo y Cartagena comenzaron a recibir visitantes durante los fines de semana.

Ya en verano y con la implementación del permiso de vacaciones, se vio una verdadera explosión de turistas en estas comunas.

Según cifras de Carabineros, más de un millón de personas han solicitado este documento para vacacionar en la región, siendo la más solicitada a nivel nacional.

Playas de Chile como El Canelillo se repletaron de turistas que a duras penas cumplían con las restricciones de distancia social.

Las alzas en los casos positivos de COVID-19 llevaron finalmente a que estas cuatro comunas del litoral centro-sur retrocedieran a fase 2.

Cuando llegó el momento de la vacunación, el alcalde de El Tabo denunció que las dosis se habían acabado debido a que los turistas habían acaparado las vacunas por sobre la población local.

Más al norte, la situación era completamente distinta. Sin turistas europeos ni argentinos, Valparaíso y Viña del Mar entraron en una grave crisis económica.

A mediados de diciembre, estas ciudades junto a Concón retrocedieron a fase 2. Esta última avanzó unas semanas después a fase 3.

Sin embargo, Valparaíso y Viña del Mar pasaron todo el verano sin poder recibir turistas los fines de semana.

Estas dos ciudades tuvieron la ocupación más baja en toda la región, un 21%.

Eventos del verano como el Festival de Viña del Mar no se pudieron realizar por la pandemia, dando un golpe de gracia al comercio local, que durante esa semana aumentaban sus ventas en un 30%.

Región de Coquimbo

La zona centro-norte del país fue uno de los destinos favoritos de la temporada de verano, con una ocupación hotelera que se mantuvo entre el 65% y el 80%.

La región de Coquimbo es el segundo destino donde más se han pedido permisos de vacaciones, con más de 400 mil solicitudes que representan el 10,6% del total nacional.

Los argentinos también estuvieron ausentes en las playas de La Serena y Coquimbo, por lo que fueron los chilenos los que permitieron mantener la industria en funcionamiento.

Punta de Choros, Tongoy, Totoralillo, Guanaqueros y Pichidangui fueron algunos de los destinos favoritos de los turistas.

Considerando que estamos en medio de una pandemia, el sector turismo de la zona hizo un balance positivo del verano.

Si bien las cifras fueron mucho más bajas que el verano del 2019, hubo una presencia constante de visitantes.

Pero las cifras de contagio subieron y comunas como Coquimbo y La Serena tuvieron que retroceder a la temida fase 2 a fines de enero, lo que provocó un éxodo de turistas.

Las playas de Chile al sur

El balneario más popular en la zona centro-sur es sin duda Pichilemu, destino preferido de los que disfrutan del surf.

En noviembre del año pasado, se levantó por primera vez la cuarentena en Rancagua, Machalí y Graneros. Al instante, Pichilemu se vio repleta de visitantes, un adelanto del verano que fue valorado por el turismo.

Playa de Pichilemu, Chile
Pichilemu es una de las playas populares de Chile

Pero como ocurrió en otros balnearios, con el alza de turistas también se vio un alza en los casos COVID-19 y la comuna retrocedió a fase 2.

A fines de enero, la etapa de Transición fue reemplazada por Cuarentena total y para el comercio el verano había terminado.

La “Perla del Maule” sufrió gravemente por las consecuencias de la pandemia. Las playas de la comuna de Constitución estuvieron todo el mes de enero en fase 2 y a principios de febrero retrocedieron a cuarentena total.

Una situación que significó pérdidas millonarias para el sector turismo que no pudo recuperar parte de lo perdido el año pasado.

La situación fue distinta en Tomé, donde el balneario de Dichato recibió a cientos de visitantes durante el mes de enero.

A pesar de que la comuna entró a fase 2 en pleno verano, muchos turistas aparecieron los días de semana, lo que le permitió al comercio y la hotelería continuar operando.

related post

Anterior Siguiente