De vacaciones en Panamá. Un destino con lo mejor de Centroamérica

Octubre 13, 2016

En el pequeño brazo de tierra que une los dos extremos del continente americano, conviven enormes virtudes y bellezas naturales que ningún viajero puede dejar pasar a la hora de recorrer los diferentes escenarios que en este planeta la naturaleza ofrece.

Panamá, cumpliendo con las expectativas que se tiene de su tierra, es un país playero con costas en el mar Caribe y el Océano Atlántico, que históricamente ha visto pasar barcos y cargamentos llegados desde las lejanías europeas y que cruzan hasta el Pacífico. Sin embargo, esta posición estratégica en el mapa no es lo único que lo hace tan llamativo, puesto que sus bellezas naturales y sus balnearios, son un imperdible para todo tipo de turistas.

El hecho de poder recorrer este país de costa a costa en no más de dos horas es igual de generoso que la abundancia de sus playas. Es que en Panamá la playa es una especie de forma de vida y en cualquiera de sus rincones pareciera que la gente viene saliendo del mar.

Algunas de sus mejores playas

A sólo 15 minutos de la capital, ya comienza a vislumbrarse el mar en su esplendor. La playa Veracruz, un lugar más que acogedor para pasar una buena tarde paseando, leyendo un libro o estar sentado mirando el horizonte y olvidando todo lo demás. Una particular de playa Veracruz que es digna de destacar es que, cuando baja la marea y la arena adquiere mayor extensión se abre cerca de un kilómetro de espacio que normalmente era cubierto por el agua, haciendo mucho más hermosa la caminata por la orilla.

Otra playa muy halagada es la de Red Frog, ubicada en un extremo de la isla Bastimentos. Esta playa posee un fuerte oleaje y es el hogar de una pequeña ranita roja, que se dejará ver por todo el borde costero. Probablemente no sea la mejor de todas para el baño, pero sí es de las más destacadas en cuanto a los hitos que entrega para conocer. En contraparte, una playa en la que sus aguas se aprovechan enormemente es la de Punta Chame, ideal para los windsurfers por las condiciones de sus olas y sus vientos.

Ahora bien, si el interés está puesto principalmente en el avistaje de especies marinas, un lugar de visita obligatoria es el paradisíaco archipiélago de Las Perlas o el Golfo de Chiriquí. Allí, las ballenas se dejan contemplar con absoluto desparpajo y los turistas se despiden felices con sus mejores postales en mano. El archipiélago, en primer caso, ofrece unas hermosas playas de arena blanca y aguas cálidas de color azul profundo. Además, son el lugar elegido por miles de ballenas jorobadas para aparearse y criar a sus bebés entre julio y octubre de cada año, si es que todo les va bien. También es posible conocer especies del mar en Boca del Toro, hogar de decenas de delfines que de cuando en cuando se asoman sobre la superficie del mar.

Si vas a Panamá y visitas la playa de Santa Clara, Taboga o cualquiera de las recién mencionadas, sin dudas volverás a tu hogar con los mejores recuerdos y experiencias, para contar, regalar y recomendar. Claro, si es que quieres volver…

etiquetado con:

, ,
Poseidón

Poseidón

Fan del mar, pescado con patas. Si hay algo que me gusta es mirar las olas romper en las rocas y como las aves se pierden en el horizonte.

Anterior Siguiente

related post