Toda la historia y paisajes del Mar Báltico. Un panorama playero diferente

Octubre 10, 2016

No todas vacaciones son veraniegas y no toda playa es calurosa. Esa máxima parece adquirir especial sentido cuando quien cotiza revisa la opción poco común –pero no menos ventajosa- de vacacionar en las playas y ciudades aledañas al Mar Báltico.

Al otro lado del mundo, este pedazo de océano cargado de historia ofrece postales espectaculares a sus visitantes durante todo el año, con la honda inspiración de hallarse tan lejos en el mapa. Con pasado vikingo, el Mar Báltico es un mar interior del norte de Europa que está conectado al Océano Atlántico a través de los estrechos de Kattegat y Skagerrak, al sur de la península escandinava. Sus costas son compartidas por Suecia y Finlandia, principalmente, junto Rusia y países ex soviéticos, Polonia, Alemania y Dinamarca.

El clima del Mar Báltico, como observación considerable, es de alto contraste entre distintas épocas del año. Con un invierno crudo de temperaturas medias que no alcanzan a superar el punto de congelación y mínimas absolutas de cerca de -30 grados Celsius, el verano báltico se presenta con agradables 17 grados Celsius de promedio y varios días al año con veraniegos 30 grados Celsius. Sin embargo, más allá de la temperatura, en cualquier momento y lugar este brazo acuático del hemisferio norte es digno de ser recorrido de punta a punta, si da el bolsillo, o en algún punto exacto si el tiempo apremia. Es que, definitivamente, hay lugares que no lucen únicamente a la luz del sol, sino también en la blancura de los días más gélidos.

Sin embargo, antes de pasar al próximo subtítulo, es importante que sepas que, para sacar un partido importante a tu viaje, lo mejor es que no vayas a la simple aventura y cuentes con un respaldo monetario tranquilizador en el banco. En estos barrios del Viejo Mundo, el dinero se te hará escaso entre tanto invaluable atractivo, por lo que se recomienda ahorrar e invertir con un buen plan antes de emprender vuelo. Por eso, analiza cualquier alternativa para acelerar la liquidez de tus negocios, si los tienes y accede a tipos de factoring ventajosos o a créditos convenientes, para que nada en tu travesía quede al azar. Una vez hecho eso, solamente queda disfrutar.

Playas del Mar Báltico

En Polonia, para comenzar, se dan cita viajero de toda Europa en período estival para pasar las tardes sobre la arena. La playa de Krynica Morska, por ejemplo, es un hermoso lugar del norte de Polonia de peculiares características, puesto que se extiende en una delgada franja de tierra que se aprieta entre el Báltico y una laguna. Esta playa, como la mayoría de las playas polacas, conserva el frío de sus aguas durante todo el año y ofrece una arena muy fina y blanquecina. Ideal para ser visitada en junio o julio, Krynica Morska está plagada de turistas que recorren tanto la playa como el bosque cercano. Nida, en Lituania, ofrece una situación geológica muy similar, encogida entre el mar y un lago, siendo un lugar también muy recomendable.

Aparte de las salidas suecas al Báltico y la vista privilegiada que ofrece toda Europa la ciudad de San Petersburgo –no tan cercana al Mar Báltico pero sí muy conectada- otro destino turístico interesante es la costa nortina de Alemania. Allí, playas como las situadas en la bahía de Lübeck son la mejor opción. Las playas de Timmendorfer, Scharbeutzer y Grömitzar reciben a los turistas con arena fina y sol a toda hora en verano. Por otro lado, cerca de allí, una buena opción para comer productos marinos es el pueblo pesquero de Sierksdorf, típicamente alemán.

Playa Timmendorfer, un gran atractivo

Helsinski, aún más al norte que Polonia y Alemania, es una capital nacida y criada a la orilla del Báltico. Esta ciudad finesa tiene playas de muy distinta composición del suelo, por lo que es posible encontrar algunas de arena fina y otra de piedrecilla afilada. Hietaniemi es una playa de arena que destaca por su popularidad y el magnetismo que genera en todo el Viejo Continente.

La invitación es a conocer y reconocer, en carne propia, las bondades de un rincón del mundo que no suele asociarse con las vacaciones pero que, sin lugar a dudas, es un mar de historias, destinos, cultura y mucho más para quien se adentre en sus paisajes.

etiquetado con:

, ,
Poseidón

Poseidón

Fan del mar, pescado con patas. Si hay algo que me gusta es mirar las olas romper en las rocas y como las aves se pierden en el horizonte.

Anterior Siguiente

related post