El encanto de Quintero. Más para conocer en el litoral central de Chile

Octubre 7, 2016

A lo largo de los más de 4 mil kilómetros de costa de la geografía de Chile, al sur del mundo, se despliegan cientos de balnearios, playas, puertos pesquero y cargueros y decenas de caletas artesanales que aún conservan sus mecanismos de antaño.

Sin importar lo variable de sus temperaturas entre cada extremo, al norte y al sur, las costas chilenas se caracterizan por la bravura de sus frías aguas, la abundancia de especies marinas, voladoras y vegetales y la nutrida cocina -generosa en mariscos y pescados- que puebla todo su borde costero, hacen de este país una travesía digna de recorrer en cada detalle.

De especial interés turístico es el litoral central, con ciudades de enorme importancia nacional, como Viña del Mar y Valparaíso. Sin embargo, más específicamente, existe una localidad en que las cosas adquieren un carácter más intimo que en el resto de su vecindario. Se trata de Quintero, en cuyas calles, barrios y playas, aún se vive el romanticismo porteño de hace décadas, pues se conservan los espacios residenciales y las viejas cantinas, bares y restoranes que parecen eternizar el folclore de esta zona costera.

La playa de Los Enamorados

Entre tantas otras, esta playa se esconde entre el bosque en un espacio tan resumido como íntimos son los encuentros que allí se dan cita. Acogedora como pocas, la playa de Los Enamorados es ideal para desconectarse de la urbe y saber que, sin importar a dónde se mire, nada traerá recuerdos que no sean verdes, azules, o celestes. Además, si se quiere nadar, puede ser también el lugar idóneo, pues es muy común ver a bañistas alejarse bastante de la orilla y aún así mantener pleno control de su cuerpo, pues el oleaje en esta playa es calmo y tranquilo.

La Cueva del Pirata

En el extremo norte de la ciudad de Quintero, existe una zona de acantilados cuyas características geológicas son muy interesantes para recorrer. Si bien no es una zona apta para el baño, los turistas acceden a ella a pie pues, según cuenta la leyenda, en esta cueva se forma un pasadizo que une a Quintero con Ritoque y, según algunos, ese pasillo era usado por los piratas para escapar de sus captores en la época de colonización española. Además, aún se cree que muchos tesoros siguen escondidos allí. Ahora bien, lo que no es leyenda y sí un hecho concreto, es que las olas rompen de una forma excepcional ahí y que es posible obtener hermosas fotografías desde ese lugar.

¿Qué comer?

Si Quintero es visitado en temporada alta, la oferta culinaria será abrumadoramente generosa. En temporada baja puede ser menor pero, ojo, habrá mucha menos gente con la cual disputar una mesa.

Más allá de la época del año, en Quintero son típicas las preparaciones que incluyen los ingredientes de la zona. Abundan los restoranes en que se sirven pescados, mariscos, pailas marinas y variadas algas comestibles. Claramente, todo muy bien acompañado de un menú nutrido de carnes, ensaladas y excelente vino chileno. ¿Empanadas? ¡Sin dudarlo! Las hay de tamaño gigante, de todo tipo de mariscos y productos del mar y, sin falta, de pino y queso.

Inmerso en la atractiva Quinta Región del país, cuna de los destinos más promocionados por las agencias turísticas que promocionan a Chile, Quintero, entre playa, comida, caleta y barrios, es un destino inolvidable y plenamente digno de recomendar.

etiquetado con:

,
Poseidón

Poseidón

Fan del mar, pescado con patas. Si hay algo que me gusta es mirar las olas romper en las rocas y como las aves se pierden en el horizonte.

Anterior Siguiente

related post