category

Especiales
13 views

Estudio analiza lo que se necesita para eliminar la basura Covid-19 en playas

Octubre 8, 2021

Son parte del estilo habitual y también del paisaje. Las mascarillas, indiscutidas protagonistas del equipo de protección personal (EPP), han sido vitales para que la población cuide su salud en tiempos de Covid-19 al salir de casa y estar con otras personas. Pero, al ser muchas de tipo desechable y que la recomendación es cambiarlas regularmente, se ha vuelto normal verlas depositadas en cualquier basurero de los espacios públicos y también tiradas en calles, plazas, parques y hasta en áreas naturales lejos de los centros urbanos.

Y, como la epidemia global sigue, que la mascarilla acompañará hasta que la enfermedad se considere controlada y que las condiciones climáticas mejoran al acercarse la temporada estival e invitan a visitar la costa, la falta de señalética que indique dónde depositar los EPP y de infraestructura dispuesta para que se desechen de manera segura en las playas chilenas y su alta presencia en estas es la voz de alerta que alza un estudio liderado desde la Universidad Católica del Norte (Ucn) bajo la dirección de su académico Martin Thiel, también director de Científicos de la Basura y del que participó Iván Hinojosa, secretario académico de la Facultad de Ciencias e investigador del Centro de Investigación en Biodiversidad y Ambientes Sustentables de la Universidad Católica de la Santísima Concepción (Ucsc) y del Núcleo Milenio de Ecología y Manejo Sustentable de Islas Oceánicas de la UCN.

Análisis y riesgos

El trabajo fue publicado en la revista Science of the Total Environment y analizó el tipo de señalización relacionada a medidas de protección personal para la Covid-19, basureros y presencia de mascarillas en 12 playas, principalmente turísticas, de Antofagasta y Concepción durante el verano de 2021. Y las revelaciones son alarmantes, advierte Hinojosa, porque identificaron que sólo en una de Antofagasta había señaléticas que indican a turistas dónde desechar las mascarillas y en las demás eran letreros generales sobre uso de EPP y sin indicadores sobre su tratamiento después de su vida útil. Además, sólo en tres playas se encontraron basureros especialmente dispuestos para depositar mascarillas.

También resalta que el análisis que llevó a obtener estos datos fue instado por un muestreo de basura Covid-19 que el grupo realizó durante 2020 en las playas de Chile, donde se evidenció que estaba presente en gran cantidad, en el marco de un muestreo que vienen realizando hace más de una década al alero de Científicos de la Basura.

Una realidad preocupante por varios motivos y el primero que destaca Iván Hinojosa es el riesgo sanitario de la presencia de mascarillas en el ambiente o inadecuadamente desechadas en basureros, tanto para recolectores de basura como para turistas. “Uno de los artículos donde podría haber mayor concentración del virus que causa la Covid-19 (si alguien está contagiado) es en la mascarilla”, sostiene. El patógeno tiene una supervivencia distinta en ciertas matrices o condiciones ambientales y es incierto saber hace cuánto tiempo una persona, que podría estar infectada, dejó de usar esa mascarilla y la desechó.

Además, advierte el daño ambiental y ecológico que genera la basura como contaminante y específicamente las mascarillas que por acción del viento pueden llegar al mar y allí viajar movidas por las corrientes oceánicas. Por un lado, lamenta que el residuo es una amenaza grave para la fauna porque aves u otras especies (marinas o terrestres) pueden enredarse en los elásticos. Además, resalta que exacerban el conocido gran problema que supone la basura plástica en el océano, pues es materia prima de los EPP desechables y un material de larga vida que genera diversos impactos para los ecosistemas y especies marinas.

¿Qué hacer?

Para el grupo de científicos es evidente que lo primero que se debe hacer es que en playas y todo sitio público se dispongan basureros específicos para basura Covid-19 y señaléticas sobre cómo tratarlas posterior a su vida útil.

Hinojosa también resalta que “es importante llamar a la consciencia”, a través de educación para que las personas conozcan los riesgos sanitarios de la basura Covid-19, sepan qué hacer con esta y se hagan cargo de sus desechos en general. Por ejemplo, al ir de paseo se debe considerar que no haya basureros, estén atochados o no exista uno específico para EPP, lo que implica tomar resguardos como llevar bolsas para trasladar la basura para botarla en el hogar, igual al salir por varias horas en que se necesitará cambiar la mascarilla. Y precisa que para estas “una recomendación específica es que, antes de desechar, se corten los elásticos para bajar el riesgo de que la fauna se enrede, en caso de que lleguen al ambiente”.

related post

Playas

Anterior Siguiente