Organismo de libre competencia de Chile aprueba venta de terminales portuarios y operaciones logísticas de SAAM a Hapag-Lloyd

Image

La Fiscalía Nacional Económica (FNE) , entidad gubernamental supervisora de la libre competencia en Chile aprobó la venta del 100% de las acciones de los terminales portuarios y operaciones logísticas de SAAM a Hapag-Lloyd. Esta transacción, anunciada en octubre del año pasado, incluirá diez terminales portuarios ubicados en Chile, Estados Unidos, México, Costa Rica, Colombia y Ecuador, además de sus almacenes extraportuarios y operaciones de logística en Chile.

Una vez concluida la transacción en las próximas semanas, SAAM recibirá un monto de US$1.000 millones, lo que permitirá a la compañía fortalecer su enfoque en el negocio de remolcadores y posicionarse como líder global en esta industria.

El acuerdo de venta ha obtenido la aprobación de las autoridades de libre competencia de los diferentes países involucrados, como Estados Unidos, México, Honduras, Costa Rica, Colombia, Ecuador y Uruguay, asegurando un proceso sólido y transparente.

Macario Valdés, gerente general de SAAM, comentó que “esta venta prevista es un paso muy importante para el futuro desarrollo de SAAM, pues nos permitirá enfocarnos y potenciar el negocio de remolcadores, donde ya somos el principal actor en América y queremos convertirnos en líderes mundiales, y las operaciones de Aerosan”.

En la actualidad, SAAM opera con más de 200 remolcadores en más de 90 puertos de 13 países en América. Además, ha demostrado un crecimiento sostenido a lo largo de los años, con adquisiciones estratégicas que han fortalecido su posición en el continente, como las operaciones conjuntas con Boskalis, así como las compras de lntertug, Ian Taylor, Standard Towing, Davis Tugboats y Starnav.

Junto con el negocio de remolcadores, SAAM mantendrá su compañía de logística aérea, Aerosan, que presta servicios en ocho aeropuertos de Chile, Colombia y Ecuador.

Con la aprobación de la FNE, SAAM se acerca al cierre de esta importante transacción con Hapag-Lloyd, lo que marcará un hito en el desarrollo y crecimiento de la compañía, consolidándose como líder en el sector de remolcadores a nivel mundial.